Sáb. Oct 31st, 2020

BUENOS AIRES (PED-TV Mundus) Por Daniel do Campo Spada.- El Congreso de la Nación avanzó con la sanción de la Ley de la Economía del Conocimiento en la que se fomentará la industria del software y aplicaciones digitales que hoy por hoy son el tercer rubro exportador de la República Argentina. El peronismo y sus aliados provinciales lograron imponerse ante el permamente bloqueo del macrismo que una vez más estuvo ausente. Por unanimidad (41 votos contra ninguno en contra y 31 ausentes) se le dio media sanción y retorna con las modificaciones a la Cámara de Diputados. El Senador del Frente de Todos Alfredo Luenzo, de la Provincia de Chubut, fue el miembro informante de las modificaciones que se hicieron en la Cámara Alta. Atendiendo a los actores del sector informático y digital se hicieron grandes reducciones en el pago del Impuesto a las Ganancias. En el caso de las minipymes es del 60%, en las medianas del 40 % y en las grandes del 20 %. Quienes exporten pueden utilizar importantes acreditaciones para pagar este impuesto. Quienes solo inviertan en el mercado local sin exportar, podrán utilizar un porcentaje de la inversión en Investigación y Desarrollo (I+D) como créditos fiscales para impuestos nacionales (no alcanzando ese beneficio a los provinciales y municipales que deberán ser legislados por sus propios cuerpos representativos).
El Senador Luenzo agregó que “otro de los aspectos que también queremos marcar –antes de ir a cada uno de los puntos salientes que tiene esta propuesta que estamos haciendo–, no solo es el incremento de la mano de obra, que de por sí ya es virtuosa a partir de lo que generó la ley de software hasta 2019, sino también el incremento que se generará en la exportación de la República Argentina en un momento clave”.
Contestando a la oposición que al momento de debatir y votar se ausenta agregó que “obviamente, es una modificación que está vinculada con un momento extraordinario que está viviendo la República Argentina; con un momento no solamente nuestro, sino a nivel global, que necesita a los Estados para rescatar a los que están más abajo”. En el caso argentino en I+D solo se invierte en la actualidad el 0,53 % del PBI, donde el 67 % lo aporta el Estado y el restante 23 % el sector privado.
Durante cuatro años el gobierno de Mauricio Macri suspendió todos los beneficios y fomentos que se habían aplicado entre 2002 y 2015 durante las administraciones peronistas de Eduardo Duhalde, Néstor Kirchner y Cristina Fernández. El espacio digital de la economía de la información además se nutría de los planes de Conectar Igualdad, ARSAT y AFSCA que fueron desactivados por el gobierno neoliberal.
El Gobierno peronista de Alberto Fernández crea con esta ley el Fondo Fiduciario de Economía del Conocimiento (FONPEC) destinado a fomentar el sector informático con una alta demanda en la economía global, donde las empresas más grandes pertenecen a esa área.

Por ped

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *