Sáb. May 28th, 2022

BUENOS AIRES (PED) Por Daniel do Campo Spada.- Las criptomonedas deben dividirse en dos conceptos. Por un lado es el soporte digital que ocupa el lugar de transferencia de valores y por el otro es el mecanismo de especulación que sostiene en gran parte proyectos que nadie conoce y que por sus condiciones de anonimato habilita a asociarlo a la corrupción empresaria fomentando el tráfico de drogas, armas y personas. El problema principal es la cantidad de u$s 100.000 millones que se han “extraviado” porque sus pequeños inversores han perdido sus claves. Como parte de la estrategia sospechosa las aplicaciones que comercian las criptomonedas son exclusivamente por APPs para celulares y no para computadoras, muchos usuarios no solo pierden (o les roban) sus móviles sino que además pueden ser hackeados. Ese sistema es un agujero negro donde los pequeños inversores han perdido para siempre sus ahorros.
Las criptomonedas legales, que se están instrumentando desde algunos Bancos Centrales dispondrán de un sistema de recuperación de clave aprovechando los sistemas fiscales de identificación por huella digital. Ello permitirá no solo no perder los ahorros sino que además se podrá empezar a tener un control sobre un mercado “oscuro” que es la puerta de entrada a las mafias empresarias internacionales.

PED

Por ped

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *