Mar. May 18th, 2021

PEKIN (PEP) Por Daniel do Campo Spada.- La República Popular China presentó su Plan Quinquenal 2021-2025 con un gran peso en el desarrollo tecnológico como motor de la economía. Impulsado por la guerra comercial del conocimiento que impulsó el régimen de Donald Trump desde Estados Unidos, el Gobierno de Xi Jinping puso todo su empeño en la soberanía tecnológica. También hay la necesidad de aumentar el consumo interno de su población de 1500 millones de habitantes.China es la gran fábrica del mundo y desde hace un lustro es el gran exportador global. De toda la economía en la tierra empata con Estados Unidos en el primer lugar con el 25 % del PBI de la tierra. Sin embargo, los asiáticos solo consumen el 35 % de lo que producen. El resto se desparrama por todas las naciones. Las proporciones son inversas a las del gigante americano, que no aumenta su volumen desde hace dos décadas, cuando los chinos apenas llegaban al 11 %.
China apunta a la autonomía tecnológica. Ya encabeza la tecnología 5G que va a revolucionar el mundo digital y al mismo tiempo está desarrollando la generación 6G. La primera opción provocará u$s 130.000 billones de ganancias con la creación de 30 millones de puestos de trabajo.
El Gobierno de Pekín entiende que la energía es un problema a resolver de cara al cambio climático. Los chinos utilizan el 50 % del consumo mundial de energía a base de carbón, por lo que se están invirtiendo cerca de u$s 5.000 millones en investigaciones científicas destinadas a reemplazar esa fuente por opciones renovables. El cálculo de crecimiento pospandemia está calculado en el 4 a 5 % anual, cifras monstruosas en base al volumen del gigante.

Por ped

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *