Mié. Ene 26th, 2022

BUENOS AIRES (PED) Por Daniel do Campo Spada y Andrés Pescara.- El “Esquema Ponzi” se ha convertido en la principal forma de estafa en criptomonedas. De esta forma surgen “proyectos” de monedas digitales que pagan utilidades soprendentes sin mucha explicación lógica. Desde Ruja Ignatova, la búlgara prófuga desde 2017, hacia acá siguen surgiendo estafas en el terreno preferido del blockchain dejando un terreno fértil para las mafias empresarias.El “Esquema Ponzi” consiste en pagarle ganancias a los primeros inversores sin respetar las lógicas de la oferta y la demanda. Cuando se van dando los primeros “clientes” contentos la información se expande por las redes viralizando fundamentalmente entre los más jóvenes, los que por falta de experiencia histórica no son conscientes de un método muy viejo y que fue dominante durante la burbuja de las punto com a principios de siglo.
Esos primeros beneficiarios se comportan como una mancha de aceite que todos quieren imitar y se introducen buscando ser parte de esa perla en medio de la montaña. Cuando la masa en dinero líquido (aunque sea digital) es suficiente, se retiran en un movimiento abrupto vaciando el valor de la criptomoneda. Y allí los incautos se dan cuenta de que han sido estafados por… ¿quién sabe? El anonimato de los blockchain no solo es para los inversores. También es para los ciber-delincuentes.
Ruja Ignatova es la abanderada de los estafadores. La búlgara, nacida en Sofía el 30 de mayo de 1980 fundó OneCoin y logró una estafa por u$s 4.000 millones de dólares. Desde 2017 está prófuga, viviendo aparentemente en uno de los cruceros que los empresarios tienen para esconderse en aguas internacionales para evadir la justicia de sus países. En 2019, in absentia, fue condenada por un Tribunal de Alemania a 90 años de prisión.
En 2021, en plena pandemia mundial, aprovechando el boom de las criptomonedas, PlusToken también utilizó el Esquema Ponzi para estafar a nuevos inversores. Este es el segundo caso de estafa en volumen, ya que llega a los u$s 2.000 millones de dólares.

PED

Por ped

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *