Sáb. Nov 28th, 2020

PEKÍN (PED) Por Daniel do Campo Spada.- Las empresas de microcomponentes chinos Yangtze Memory Technologies () y SMIC estarían acelerando sus desarrollos e investigaciones para superar el bloqueo al que las somete el régimen de Estados Unidos. En lo que ha sido una guerra tecnológica iniciada por Washington, Pekin podría luego de un primer momento pasar a tener una soberanía que ya no le pondría freno.Las empresas estadounidense temen perder el 60 % de sus ventas que tienen como destino al gigante asiático y primera potencia económica con 1.600 millones de habitantes. Por eso activaron estrategias de venta indirecta a través de sus filiales en Japón o Alemania. Sabiendo que tarde o temprano la Casa Banca puede extender la prohibición a las subsidiarias, SMIC y Yangtze MT estarían estableciendo puentes con naciones confiables como Rusia e incluso Irán.
SMIC recibió u$s 7.800 millones del Gobierno de la república Popular China para acelerar el proceso de reemplazo en componentes con proveedores inestables como los norteamericanos. Una vez superado un escollo generado por Trump, los chinos podrían avanzar hacia el control total del 5G a nivel mundial. En la Comunidad Europea, políticamente dependiente de Estados Unidos saben que prohibir ese ingreso en sus mercados provocaría un atraso tecnológico que podría hacer temblar el sistema “como le pasó a la Unión Soviética durante la guerra fría”.

Por ped

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *