Sáb. Nov 28th, 2020

PEKÍN (PED) Por Daniel do Campo Spada.- El régimen de Donald Trump aceleró los tiempos de la historia. El Gobierno de la República Popular China trabajaba en su independencia tecnológica para 2030, pero el bloqueo de Estados Unidos provocó una aceleración de los tiempos. El Instituto de Tecnología Computacional de la Universidad de Suzhou está armando equipos reforzados de investigadores para llegar a ese estadío en 2025.
El problema técnico es que el software para chips lo desarrollan Synopsys, Ansys y Cadence que pertenecen a Estados Unidos. Esta parte de la historia es el inicio del problema. Para ello Pekín está estableciendo puentes con las empresas del sector ubicadas en Rusia (país que cada vez acelera su posición a nivel mundial en el área) y la República Islámica de Irán. Entre los tres estarían creando un triángulo de desarrollo que podría dejar afuera en un lustro a las empresas estadounidenses.
En cuanto a las máquinas para hacer chips el problema también ha sido la dependencia de Estados Unidos ya que KLA, ASML y Applied Materials son de ese origen. Esta parte industrial no solo podría ser absorbido por China sino que India está pidiendo un espacio ya que pretende tener como socio a su vecino mas allá de cierta dependencia con Estados Unidos que tiene en la actualidad. Nueva Delhi integra el BRICS junto a Pekín y Moscú donde al desaparecer Brasil como consecuencia del régimen nazi de Jair Bolsonaro está inclinando la balanza del mundo hacia allí.

Por ped

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *